El Presidente de Cuba

20170203_200659 [%P]El estar a más de 14 mil Kms de mi país, de mi provincia, de los que me han acompañado durante muchos años, no fue óbice para seguir muy de cerca, las sesiones de la Asamblea Nacional de Cuba, efectuada los pasados días 18 y 19 de abril, donde se eligió al nuevo Presidente del país.

Mucho se ha dicho desde esas memorables jornadas, por muy diversos medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. Los servicios de satélite me permitieron ir sopesando criterios muy diversos, aunque en todos, había algo coincidente: no estábamos frente a un improvisado. El Presidente de Cuba, se había probado en muchas circunstancias.

Los holguineros lo sabemos muy bien. Las jornadas del huracán Ike, los intercambios con la población, con los profesores universitarios, con los estudiantes, siempre revelaron que era un cubano comprometido con la Revolución y con el pueblo que la hace realidad.

Ahora tengo la dicha de compartir, en mi nueva morada africana, con una profesional de Santi Espíritu, al centro de Cuba, que en su etapa de estudiante universitaria en Santa Clara, y al desempeñar funciones en las organizaciones juveniles y estudiantiles de la provincia de Villa Clara, compartió muchas veces con el actual Presidente de Cuba, confirmando mucho de lo que ahora se divulga sobre Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

20170203_200311 [%P]Del último Congreso Internacional de Pedagogía guardamos gratos recuerdos del intercambio que sostuvo él y su esposa, Lis Cuesta Peraza, con parte de la delegación de la provincia de Holguín a ese evento. Ella, holguinera, fue nuestra compañera de trabajo en la Universidad de Ciencias Pedagógicas.

El Presidente de Cuba representa la continuidad de una Revolución, en la que sus líderes históricos han dado paso a una nueva generación de dirigentes políticos, que se han fogueado en el cumplimiento de tareas de gran envergadura, y siempre, con el intercambio, la sabia y las opiniones de los cubanos de a pié.

Anuncios
Publicado en Fidel, Partido Comunista de Cuba, Política, Presidente_de_Cuba, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Fidel Castro: un pedagogo social

Fidel

Por: MSc. Carmen Alicia Rodríguez Casanova

Colaboradora cubana en Angola

En un pequeño poblado de la campiña cubana, Birán, provincia de Holguín, zona oriental de Cuba, nace el 13 de agosto de 1926, Fidel Alejandro Castro Ruz, más conocido como Fidel Castro. Líder histórico de la Revolución Cubana, quien dirigiera la lucha del pueblo cubano por la consolidación de las transformaciones económicas y sociales del país, así como el enfrentamiento de las agresiones externas.

Para los educadores de hoy, el gran reto está en reflexionar sobre los principales aspectos teóricos, relativos a la labor pedagógica de Fidel Castro, como pedagogo social, desde la época neocolonial, y resaltar su relevante papel en la formación de generaciones de educadores. Por esa razón, desde el análisis de algunas ideas que se relacionan con la educación y los problemas sociales en la Cuba neocolonial, la autora revela el pensamiento pedagógico de Fidel.

Muchos de los momentos claves de nuestra historia de antes de 1959, denotan un fundamento y una continuidad de carácter ético, con especial énfasis en la evolución del sentimiento de justicia, donde Fidel Castro Ruz, basándose en las ideas de uno de los más grandes maestros de esta nación, José Julián Martí Pérez, realizó la proyección educacional que la Revolución Cubana llevaría posteriormente a la práctica.

La obra pedagógica de Fidel Castro Ruz, es muy amplia, desde su trayectoria revolucionaria. Muchas fueron las hazañas realizadas durante su vida, encaminadas a preparar a los cubanos para la lucha, incluyendo la gestación de la nueva contienda armada. En su accionar político, siempre estuvo la constante de los problemas sociales, dentro de ellos, con mayor significación, el derecho a la educación, la que fue abordada desde diferentes facetas de su labor, encaminadas a lograr la verdadera independencia.

Fidel al darle seguimiento a las ideas de Martí, el que ha sido calificado como el más genial de los políticos cubanos de todas las épocas, con un amplio y profundo pensamiento revolucionario, lo lleva a comprender la necesidad de unificar y organizar las fuerzas patrióticas para preparar y conducir adelante una nueva etapa de luchas, que acabaran con los males que laceraban la Cuba de la época neocolonial.

Para ello Fidel, entre otras tareas, se planteó como educador social, la de divulgar abiertamente los males, entre ellos los relacionados con la educación; este hecho trajo como consecuencia un auge de las ideas revolucionarias y una etapa de aceptación del movimiento revolucionario. Fidel se distinguió más por su labor como pedagogo, como educador, a partir de sus acciones como revolucionario y miembro del partido Ortodoxo.

A decir de Buenavilla (2002), bajo el concepto de educadores se reúnen a las personalidades que se relacionan de una forma u otra con la educación, y los procesos pedagógicos concomitantes y se incluyen aquí, no solo los que se mueven en la esfera de la escuela y el sistema nacional de educación, sino también a las personalidades políticas, que sin provenir específicamente de la enseñanza, han ejercido una gran influencia en la educación y formación de las nuevas generaciones en diferentes momentos históricos, como lo son Simón Bolívar, Benito Juárez, Ernesto “Che” Guevara y Fidel Castro, entre otros, denominados como educadores sociales.

En la génesis del pensamiento pedagógico de Fidel Castro hay hechos que según sus propias palabras, lo fueron marcando, entre éstos, está su primera maestra, en Birán, la que le hizo creer a la familia, que como era un alumno muy aplicado y despierto, con capacidad para el estudio, deberían enviarlo a estudiar a la ciudad de Santiago de Cuba, solicitud cumplimentada cuando tenía aproximadamente cinco años.

Es así como Fidel fue a vivir junto a su hermana Ángela a la casa de la maestra y su familia, todos muy pobres. El dinero que enviaban sus familiares era utilizado para el sustento de cinco personas primeramente, a lo que se sumó la llegada de su hermano Ramón. A pesar de la buena situación económica de su familia en el año 1932, Fidel y sus hermanos experimentaron el hambre y la necesidad, viendo como vivía su maestra.

Al recordar esta etapa, Fidel expresó “creo que fui víctima de cierta explotación, por el ingreso que significaba para aquella familia la pensión que pagaban mis padres por tenernos allí” (Betto, 1983).

Más tarde fue matriculado en el colegio privado religioso Hermanos de La Salle, de Santiago de Cuba, como alumno externo y después como interno. Aquí conoce de las grandes diferencias sociales de los métodos educativos rígidos, los cuales rechazaba Después en enero de 1938, Fidel fue matriculado como alumno externo en el Colegio Dolores, regido por la Orden de los Jesuitas

En 1942 ingresa por decisión propia al colegio Belén de La Habana, siendo designado el mejor atleta de la escuela en 1944, año en el que se gradúa como bachiller en Letras.  En el anuario del Colegio de Belén correspondiente a la graduación de 1945 se lee: “Fidel Castro (1942-1945). Se distinguió en todas las asignaturas relacionadas con las letras. Excelencia y congregante, fue un verdadero atleta, defendiendo siempre con valor y orgullo la bandera del colegio. Ha sabido ganarse la admiración y el cariño de todos. Cursará la carrera de Derecho y no dudamos que llenará con páginas brillantes el libro de su vida. Fidel tiene madera y no faltará el artista”.

Fidel expresó muchos años después, en entrevista con el editor italiano Gianni Feltrinelli, que su cultura política la adquiere después del bachillerato, en la Universidad, derivado de sus experiencias, de sus razonamientos y de sus propios sentimientos (Gianni, 1987).

En el segundo año de los estudios universitarios, entró en contacto con el Partido Ortodoxo y con varios militantes de la Juventud Comunista, entre los que se encontraban Flavio Bravo, Raúl Valdés Vivó, Alfredo Guevara y otros. Sus primeras  actividades políticas, dentro del ámbito universitario, fueron para criticar el sistema educativo de la época, como los métodos de trabajo de los profesores, el “bonchismo” a que eran sometidos y la poca o nula respuesta del claustro, esto trajo como consecuencias, tener enemigos rápidamente, llegando incluso a recibir amenazas de muerte al enfrentarse a un candidato de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) apoyado por el gobierno de Ramón Grau San Martín.

Descontento con la corrupción y la violencia que imperaban bajo el gobierno de Grau, el 16 de julio de 1947, pronuncia un discurso en la primera sesión de la Asamblea Constituyente Estudiantil, que le valió un lugar en la primera plana de varios periódicos.

En abril de 1948, marines estadounidenses profanan la estatua de José Martí en el Parque Central de La Habana. Fidel encabeza una protesta y junto con los jóvenes comunistas, se enfrenta a la represión de la policía frente a la sede de la Embajada de los Estados Unidos. Luego estaría entre los denunciantes de la brutalidad policial que se ensaña contra sus compañeros, los que protestaban por aquella grosería realizada a la estatua Del Maestro.

Fidel siguió estudiando y preparándose y en 1950 se gradúa como Doctor en Derecho Civil y Licenciado en Derecho Diplomático y junto a dos compañeros, desde su bufete, se dedicó fundamentalmente a la defensa de personas y sectores humildes.

Desde las filas del Partido Ortodoxo trabajó por cultivar entre la militancia joven las posiciones más radicales y combativas. En 1951, el fundador del partido, Eduardo Chibás, sostuvo una polémica pública con el Ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, a quien acusó de malversación de los fondos del Ministerio de Educación. Pero al no poder presentar las pruebas, se suicidó públicamente durante una transmisión radial.

Tras la muerte de Chibás y con el amplio apoyo del Partido, Fidel se presenta como candidato a la Cámara de Representantes, poniendo todas sus energías en la campaña, pues Fidel conocía que el robo de los fondos para la Educación era verdad.

El 10 de marzo 1952 un golpe de Estado reconocido por el gobierno estadounidense llevó al poder a Fulgencio Batista, quien canceló las elecciones previstas, garantizando así la seguridad de los intereses económicos de Estados Unidos en la isla de Cuba. Fidel fue uno de los primeros en denunciar el golpe de estado y lo expone ante un Tribunal de Urgencia por la violación de la Constitución.

Insatisfecho con el rumbo político tomado por los ortodoxos, y con la convicción de que la única salida era la lucha revolucionaria, Fidel organiza un grupo conocido como “El Movimiento”, basado en un sistema de células clandestinas. En un año el grupo rondaba los 1 200 integrantes, fundamentalmente de las filas ortodoxas, de los que fueron seleccionados los que participarían en los hechos de Santiago de Cuba y Bayamo de 1953.

Después de esos acontecimientos, el 21 de septiembre de 1953, un total de 122 acusados, entre los que se encontraba Fidel, fueron llevados a juicio. Fidel fue sacado del juicio para intentar acallar sus denuncias y juzgarlo en solitario, el 16 de octubre del propio año y una vez más, se convirtió en su propio abogado, pasando de acusado, a acusador.

Su alegato fue conocido como “La Historia me absolverá” y en él se esbozaba el programa de la futura Revolución en Cuba. En está ocasión fundamentó los graves problemas educacionales del país y señaló: “Nosotros llamamos pueblo a los treinta mil maestros y profesores tan abnegados, sacrificados y necesarios al destino mejor de las futuras generaciones y que tan mal se les trata y se les paga…” (Castro Ruz, La Historia Me Absolverá, 1983)

Se refirió a las pocas escuelas para cursar estudios de Tecnicos Medios y expreso que a las escuelitas públicas del campo asisten descalzos, semi –desnudos y desnutridos, menos de la mitad de los niños de edad escolar y muchas veces es el maestro quien tiene que adquirir con su propio sueldo el material necesario.

En alegato de defensa ante sus acusadores, Fidel expresó que el alma de la enseñanza es el maestro y los educadores en Cuba se les paga miserablemente no hay sin embargo ser más enamorado de su vocación que los maestros cubanos (Castro Ruz, La Historia Me Absolverá, 1983).

Enfatizó Fidel que debe concedérsele además a los maestros que desempeñan su función en el campo, el uso gratuito de los medios de transporte y a todos cada cinco años por lo menos, un receso en sus tareas de seis meses con sueldo para que puedan asistir a cursos, poniéndolos al día con los últimos conocimientos pedagógicos.

Es allí donde declaró que el autor intelectual del asalto al cuartel Moncada era José Martí y hace alusión a la frase “traigo en el corazon las doctrinas del MAESTRO” y de una forma muy digna pronunció la Tesis Martiana: “El pueblo más feliz es el que tenga mejor educado a sus hijos, en la instrucción del pensamiento, y en la dirección de los sentimientos. Un pueblo instruido ama el trabajo y sabe sacar provecho de él. Un pueblo virtuoso vivirá más feliz y más rico que otro lleno de vicios. Y se defenderá mejor de todo ataque” (Castro Ruz, La Historia Me Absolverá, 1983).

Más tarde, en 1955, al ser deportado a México, organi­za la insurrección armada. En condiciones económicas precarias y sometido a la estrecha vigilancia y persecución de los agentes batistianos, desplegó una esforzada labor orga­nizativa y preparatoria, al tiempo que prosiguió una intensa campaña de difusión de las ideas y propósitos del movimiento insurreccional.

El 2 de diciembre de 1956 se produce en Las Coloradas, el desembarco del Granma. Allí venia Fidel. Luchó incansablemente día y noche hasta lograr el triunfo de la Revolución cubana el Primero de enero de 1959, que entre las primeras medidas revolucionarias tuvo la de convertir los cuarteles en escuelas.

Fidel Alejandro Castro Ruz, fue un pedagogo social, ya que a pesar de no estudiar una carrera pedagógica, es una personalidad política, que ha ejercido una gran influencia en la educación y formación de las nuevas generaciones, desde su época de juventud mostro preocupación, señalando con meridiana inteligencia la situación del pueblo cubano, las diferencias entre las escuelas públicas y privadas, entre el campo y la ciudad, la precaria situación en que vivían los maestros, entre otros aspectos, que identificaban a la Educación en la época neocolonial en Cuba.

Referencias

Betto, F. (1983). Fidel y la Religión. La Habana: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

Blanco, K. (2003). Todo el Tiempo de los Cedros. La Habana: Casa Editorial Abril.

Buenavilla, R. (2002). Historia de la Pedagogía en Cuba. La Habana : Editorial Pueblo y Educación .

Castro Ruz, F. (1974). La Educación en la Revolución. La Habana: Instituto Cubano del Libro.

Castro Ruz, F. (1983). La Historia Me Absolverá. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales .

Gianni, M. (1987). Un encuentro con Fidel. La Habana: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

Ramonet, I. (2006). Cien Horas con Fidel. La Habana : Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

Publicado en Educación, Educación Superior, Fidel, Investigación, Partido Comunista de Cuba, Política, Sociedad, Solidaridad, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Aquí sigo siendo lo que siempre fui: UN MAESTRO

Laguna_Universidad2018 [Resolucion de Escritorio]Justamente, hace un mes, estabámos partiendo de la ciudad de Holguín, al oriente de Cuba, para iniciar una muy enriquecedora experiencia profesional, a miles de Kms de distancia, en tierras del continente africano.

De África llegaron a Cuba, muchos esclavos, que a decir de los historiadores y poetas, conformaron el congrí, plato típico de la isla, con arroz blanco y frijoles negros. En Cuba, quien no tiene de congo tiene de carabalí.

Muchos años después, a África volvieron los hijos de esta isla, para con las armas en las manos, defender la independencia e integridad de las antiguas colonias. Sangre de blancos, negros y mestizos corrió por estos parajes.

Hoy, somos médicos, maestros, profesores universitarios que volvemos a realizar nuestras aportaciones, y sobre todo, a aprender mucho, no sólo un idioma con raíces comunes, sino también, a nutrirnos de una cultura ancestral en un país con sistema económico y social diferente al nuestro.

Es un orgullo, después de más de 40 años de experiencia profesional en Cuba y otras tierras de nuestra América, estar aquí, en el Instituto Superior de Ciências da Educação de Uíge, enseñando Didáctica de la Geografía y Metodología de la investigación científica, a jóvenes, y no tan jóvenes, ávidos todos de conocimientos y de las experiencias que traemos de tierras lejanas.

 

Publicado en Blog, Ciencia, Educación, Educación Superior, Fidel, Geografía, Investigación, Servicios, Sociedad, Solidaridad, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

#LasTunas noquea a #Industriales y discutirá el título con Granma

Visión desde Cuba

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. En una decisión inesperada, los leñadores de Las Tunas vencieron a Industriales 10 carreras por cero (KO en siete entradas) para conquistar el último boleto y discutir con Granma la Gran Final de la 57 Serie Nacional de Béisbol que comienza el próximo sábado.

Ver la entrada original 367 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Universidad de Holguín: 50 años de una obra de hombres y mujeres de ciencia

SAM_1792 [%P]Apenas un año después del triunfo de la Revolución, el 15 de enero de 1960, el Comandante en Jefe Fidel Castro afirmó que: “El futuro de nuestro país tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de Ciencia, un futuro de hombres de pensamiento“, premonitoria expresión que puso de manifiesto la firme voluntad política de los nuevos líderes de la nación, de impulsar el desarrollo científico como premisa indispensable para crear riquezas con nuestros propios esfuerzos y alcanzar la soberanía plena. Por esa razón, esta fecha ha sido escogida para celebrar cada año el Día de la Ciencia Cubana.

Hoy celebramos esta efeméride, sin la presencia física de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, pero enalteciendo la obra que construyó el líder de la Revolución con el apoyo mayoritario de “los hombres de Ciencia, de los hombres de pensamiento”, demostrando una vez más, los importantes logros que en diferentes ramas benefician a todo el pueblo y se extienden a la colaboración internacional en la salud, educación, el deporte y otros importantes frentes, aportados por el desarrollo científico del país.

La comunidad de la Universidad de Holguín (UHO), al celebrar el Día de la Ciencia Cubana, lo hace con la alegría que significa la consagración a la investigación de un renovado claustro, cuyo potencial científico lo integran 156 Profesores Titulares, 496 Profesores Auxiliares, 253 Doctores y 897 Master o Especialistas, que con sus resultados científicos contribuyen a elevar la calidad de la formación de los profesionales que necesita el país y a la solución de muy diversos problemas prioritarios para el desarrollo económico y social del territorio y mucho más allá.

Hecho, que ha sido posible porque en nuestra alta casa de estudios, desde su fundación hasta hoy, ciencia y conciencia no han sido simples consignas durante estos 50 años. Esto se corrobora al repasar, entre muchos logros, los 92 resultados científicos obtenidos por los proyectos en ejecución durante el año 2017, así como los 36 resultados de alto impacto, todo lo cual marca el inusitado impulso científico que la UHO, innovadora e integrada, ha aportado a la sociedad y a la economía en su conjunto en estos últimos años.

Resulta significativo que para el año 2018 el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación de la UHO lo integrarán 24 proyectos asociados a Programas Nacionales, logro nunca antes alcanzado en esta institución. Otros tipos de proyectos también conforman el Plan 2018, que en estos momentos está en proceso de actualización.

La batalla que hoy libra todo nuestro pueblos tiene en la ciencia un frente decisivo en el combate cotidiano y sin tregua contra nuestros propios errores y deficiencias para alcanzar una sociedad socialista, prospera y sostenible. Estamos conscientes que, además de las limitaciones materiales y financieras, requiere tiempo cambiar la forma de pensar de las personas, única vía para variar su modo de actuar.

Fidel, en su definición de Revolución, nos llamó a cambiar todo lo que debe ser cambiado, y ratificó, en su Reflexión del 17 de abril de 2011, la importancia de observar ese principio por las nuevas generaciones de revolucionarios, con la convicción de que lo único que no variará jamás, es nuestra decisión de construir y defender el socialismo, que en esencia, “Es también el arte de realizar lo imposible: construir y llevar a cabo la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, y defenderla (…) de la más poderosa potencia que jamás existió”.

La Ciencia Cubana en general y la holguinera en particular, son para la paz y para el desarrollo, no para la guerra y la destrucción. Por eso, los resultados científicos obtenidos en la UHO durante el medio siglo de existencia, constituyen una convocatoria a la comunidad científica mundial para oponerse a la guerra, al fascismo y a todas las formas de terrorismo existentes hoy en este mundo. Constituyen un poderoso estímulo en defensa de nuestro socialismo.

Reafirmamos la seguridad de que los hombres y las mujeres de Ciencia, de pensamiento, de la UHO seguiremos combatiendo, junto al resto de los cubanos, con el mismo brío y fervor patriótico que asombró a Cuba y al mundo la frase pronunciada por Fidel aquel 15 de enero de 1960 y unidos, junto a Raúl y a nuestro Partido, y con el enriquecido legado que nos ha dejado el invicto Comandante en Jefe, una vez más ¡Venceremos!

SAM_1800 [%P].JPG

Publicado en Blog, Ciencia, Educación, Educación Superior, Investigación, Sociedad, Superación profesional, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El Compromiso

ReconocimientoCOMPROMISO fue la respuesta dada a una solicitud de una joven periodista del Sistema Informativo de la TV Cubana en Holguín, la noche del 28 de diciembre de 2017, después de recibir el Reconocimiento Personalidad Destacada en la provincia… Desde que el 28 de agosto de 1974, comencé mi labor profesional como profesor de Geografía, en una Escuela Secundaria Básica en el Campo del municipio de Mayarí, con sólo 17 años de edad, ha sido EL COMPROMISO, EL TRABAJO, LA RESPONSABILIDAD, EL DEBER, LA OBLIGACIÓN con mi familia, con mis estudiantes, con mis amigas/os, con mis colegas, con mi país… lo que me ha permitido llegar hasta este momento de mi vida; orgulloso sí, muy orgulloso de lo vivido y de lo que aún nos queda por vivir aquí. Consciente estoy que todo Reconocimiento es un punto de partida para nuevas metas. Es por ello que en hora buena saludamos el advenimiento del nuevo año 2018, donde todas las personas de buena voluntad festejaremos los sesenta años de una Revolución triunfante y donde de seguro, nuevas y mayores tareas nos están ya convocando…

Laguna_ExpoHolguín2

Publicado en Blog, Ciencia, Educación, Educación Superior, Familia, Fidel, Investigación, Partido Comunista de Cuba, Política, Sociedad, Superación profesional, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

El hombre es más feliz cuanto más eleva su calidad espiritual

Premio_RectorEl Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al referirse a la felicidad expresó que “El hombre es más feliz cuanto más eleva su calidad espiritual y no simplemente las riquezas, que hacen falta, desde luego, pero no constituyen lo único esencial en la vida

El dilema entre ser o no ser feliz, entre lo espiritual y lo material como parte de la felicidad, ha sido tema de análisis de la Filosofía desde épocas inmemorables, y realzado en muchos tratados pedagógicos, psicológicos y sociológicos cuando de la formación del hombre, de su preparación para la vida, y de su actuar en sociedad se trata.

La Revolución cubana, sus máximos líderes, desde un primer momento, veían en los estímulos morales una fuente principal de riqueza espiritual, necesarias para un pueblo que se estaba educando en valores muy superiores a los que generaban el egoísmo e individualismo, que llevan en sí la acumulación por los ciudadanos de riquezas materiales, característica de la sociedad precedente.

Nunca hemos dudado de que los estímulos y reconocimientos les sean necesarios a todos los que se entregan con dedicación, durante el cumplimiento del deber y que de seguro, muchos lo hacen sin pensar que un día podrán ser reconocidos por la sociedad. Incontables son los ejemplos de los HÉROES Y HEROÍNAS DEL TRABAJO que andan por ahí, la gran mayoría, cubanas y cubanos de a pié, que viven y son muy felices en su país. Otros, que han aportado resultados científicos altamente reconocidos, como las vacunas y medicamentos de última generación, o los que a riesgo de sus vidas combatieron el Ébola en África, y sin embargo, materialmente no tienen más que el cubano promedio, que el maestro o el profesor de cualquier escuela del país.

En Cuba han existido y existen diferentes estímulos y reconocimientos a los que todos sus ciudadanos tienen posibilidades reales de acceder, condicionados por los resultados de su trabajo y entrega a la sociedad, pero las consecuencias que se han derivado de los muchos años de una dualidad monetaria y cambiaria, originaría de una pirámide invertida, donde los que más aportan no son necesariamente los que más podrán recibir, ha generado actitudes de desprecio al trabajo estatal y descontentos hacia la relación entre “el tener y el poder” y sobre todo, hacia los estímulos morales.

Son plausibles los empeños que se realizan en los Ministerios de Educación, Salud Pública y el Ministerio de Educación Superior de Cuba, entre otros organismos, empeñados en reconocer y estimular no sólo a los que más se destacan en el cumplimiento de su deber, sino a todos sus trabajadores, por lo que representan en el mantenimiento de las conquistas de la Revolución cubana. Aunque nadie podrá negar, que el mayor estímulo que todos reclamamos, es que nuestro salario permita satisfacer permanentemente todas y cada una de nuestras necesidades y las de nuestras familias.

En su intervención en la Asamblea Nacional, el pasado 21 de diciembre de 2017, el Presidente Raúl Castro Ruz, al hacer referencia a lo anterior, señalaba que “Nadie puede calcular (…) el elevado costo que ha significado para el sector estatal la persistencia de la dualidad monetaria y cambiaria, la cual favorece la injusta pirámide invertida, donde a mayor responsabilidad se recibe una menor retribución y no todos los ciudadanos aptos se sienten motivados a trabajar legalmente…”

Todos esperamos y confiamos, en que el año 2018, no sea un año más donde se siga dilatando la solución de ese asunto y que podamos armonizar los estímulos morales con las riquezas que saldrían de nuestras manos o los nuevos conocimientos que brotarían de nuestras inteligencias, acompañados siempre de un salario decoroso –principal estímulo material–, capaz de satisfacer cada una de nuestras necesidades. El socialismo que queremos, lo necesita.

 

Publicado en Blog, Ciencia, Educación, Educación Superior, Investigación, Política, Salarios, Sociedad, Superación profesional, Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario