#Holguín: ciudad de presente y mucho futuro

MGC_4612 [%P]MGC_4633 [%P]MGC_4649 [%P]MGC_4656 [%P]MGC_4729 [%P]MGC_4771 [%P]Al oriente de Cuba, a 760 Km de La Habana, se localiza Holguín, ciudad capital de la provincia homónima desde el año 1976. Hasta ese momento formó parte de la antigua provincia de Oriente. Se le ha conocido históricamente como la Ciudad cubana de los Parques, y desde su punto más elevado -la Loma de la Cruz- el Papa Francisco la bendijo. Holguín es una ciudad de presente y de mucho futuro.

Muy cerca de la ciudad de Holguín, por Bariay -unos 40 Km al Este-, desembarcó el Gran Almirante Cristóbal Colón en el mes de octubre de 1492, dando inicio así, con el descubrimiento de América, a una nueva era. Según testimonios de la época, Colón, al pisar por vez primera suelo cubano, impresionado por la belleza de sus playas y la exuberancia de su vegetación, pronunció una frase que ha sido recordada hasta nuestros días: “Es la Tierra más hermosa que ojos humanos han visto”.

En el año 1545, el capitán Francisco García de Holguín fundó un hato en las tierras que le fueran concedidas por merced real, a raíz de su participación en la conquista de México; de la encomienda y estancias preexistentes (entre 1520 y 1540) poco se sabe. A partir de este primer hato, se fueron formando a su alrededor los de Managuaco, los Guazumas (Guasimas), las Cuevas, Cayo Llano y otros. El 3 de abril de 1720 —vísperas de San Isidoro— fue inaugurada la iglesia de este nombre, y la localidad pasó a llamarse «Hato de San Isidoro de Holguín».

Ya en el siglo XVIII el puerto de Gibara, 30 Km al Norte de la ciudad, era uno de los principales del Oriente cubano, en el comercio de esclavos y azúcar. Atraídos por las riquezas de la colonia, Holguín fue escenario también del ataque de corsarios y piratas. Aún se conservan las ruinas de las fortificaciones que fueron construidas con el objetivo de protegerla de dicho asedio. El 19 de mayo de 1745, Holguín obligó a las tropas inglesas a retirarse, contándose más de 70 bajas en los atacantes.

Holguín fue declarada municipio (la cuarta ciudad de Cuba), el 18 de enero de 1752. En esa época contaba con una población de 1291 blancos y 135 esclavos, repartida en 211 casas rústicas, y una única escuela. Para 1863 ya existían 76 ingenios azucareros, 753 vegas de tabaco y cientos de fincas rústicas atendidas por esclavos.

La población desciende de los indios nativos, más quienes llegaron provenientes de Bayamo, Santiago de Cuba, Baracoa y Puerto Príncipe, junto a españoles, en particular canarios, latinoamericanos, como los provenientes de Santo Domingo, y africanos (congos y carabalíes) traídos como esclavos, en un proceso de intenso mestizaje.

Con el paso del tiempo se convirtió en una importante ciudad hasta la actualidad. Su aspecto urbano está dominado por varios parques, por ello es conocida por los cubanos como “la Ciudad de los Parques”, entre ellos el Parque Infantil, Parque San José, Parque San Isidoro, Parque Martí, Parque de las Flores; particularmente el Parque Calixto García, ubicado en el centro de la ciudad, es impresionante por su belleza. Los parques de Holguín deben sus orígenes a un sistema de plazas en el trazado urbano de la urbe, como sucede con el llamado de las flores, el Martí, o el San José. En cada uno, un encanto, o una singularidad.

En los alrededores de los parques se encuentran las galerías Moncada y Bayado, la Biblioteca Provincial Alex Urqiola, el club Casa de la Trova, el cine Martí, el teatro Guiñol, Teatro Suñol, el Museo de Historia Provincial La Periquera y el Museo de Ciencias Naturales.

Desde la cima de la Loma de la Cruz, a la que se asciende por sus 468 peldaños, se puede ver toda la ciudad. Holguín tiene un gran estadio de béisbol y su Aeropuerto Internacional Frank País la conecta con la capital del país, La Habana, así como casi todas las provincias y varios aeropuertos internacionales de América y Europa.

Ciudad de amplios corredores y techos acanalados con aljibes para acopiar el agua de lluvia, conserva las edificaciones de finales del s. XIX y principios del s. XX. Es una ciudad de sólidas y rectas calles. Por la exquisita y rigurosa conservación de la estructura arquitectónica colonial que poseen, los parques de Holguín, son además, como un hermoso pulmón de la identidad local urbana.

A escasos metros del parque Calixto García, se halla el más emblemático recinto de toda la ciudad: La Periquera. Se trata de una antigua casona perteneciente, al terminarse de construir, al español Don Francisco Rondán. Fue también, durante más de un siglo, la residencia oficial del gobierno local. La Periquera, es venerada como el escenario más importante de la ciudad.

Más alejados del centro histórico holguinero también existe una notable cantidad de parques, y se localizan principalmente en las conocidos repartos de Pueblo Nuevo, Vista Alegre y Peralta.

De los parques de Holguín un detalle salta a la vista, en todos sobresale un proyecto elevado en relación con el nivel de las calles aledañas, por lo tanto, a todos se accede por medio de varios niveles de escalones. Se debe, según cuentan, a las innumerables inundaciones que sufría la ciudad en épocas lejanas, cada vez que aparecían los aguaceros de primavera.

Desde el principio del dominio español en la isla de Cuba la zona que hoy forma el municipio de Holguín fue habitada por los españoles, debiendo su nombre al apellido de uno de los hombres de Diego Velázquez: García de Holguín. En sus inicios la zona perteneció a la jurisdicción de Bayamo. El 18 de enero de 1752 se crea el cabildo y se le otorga el título de ciudad.

La Diócesis de Holguín (en latín: Dioecesis Holguinensis), fundada en mayo de 1979, es una sede de la Iglesia católica sufragánea de la arquidiócesis de Santiago de Cuba. En 2006 contaba con 435.000 bautizados de un total de 1.605.000 habitantes. Su actual obispo es Emilio Aranguren Echeverria.

Desde fechas muy tempranas se evidenciaba el descontento de los pobladores de la zona con la política que les imponía la metrópolis española, es así como se llevan a cabo varias actividades subversivas y conspiraciones en la ciudad, llegando a su punto culminante en la formación del movimiento que le dio inicio a la Guerra de los Diez Años en 1868.

Holguín constituyó un gran objetivo desde el inicio de la guerra para el Ejército Libertador, los cuales hicieron varios intentos para apoderarse de la ciudad, sin tener los resultados esperados. Los revolucionarios de esta ciudad participaron activamente en las luchas contra el dominio colonial, entre los cuales resalta el general Calixto García Iñiguez.

Los revolucionarios holguineros nuevamente están presentes en la guerra de 1895, y muchos de los holguineros participaron en la invasión a occidente. Además, participaron en otras acciones bajo el mando del general Calixto García.

Durante este período los holguineros siguieron luchando por la justicia social que tanto anhelaban. Se opusieron a la tiranía de Gerardo Machado, apoyaron a Antonio Guiteras a través de un inmenso movimiento clandestino. Se fundó también una célula del primer partido comunista de Cuba.

El 31 de diciembre de 1922, Holguín recibió la placa que la distingue como el pueblo más simpático de Cuba. Adosada a la fachada de La Periquera, construcción colonial de destacados valores artísticos y arquitectónicos, hoy declarado Monumento Nacional, exactamente en el actual cine Martí de esta ciudad aparece señalado para siempre un hecho tan singular.

La dictadura de Fulgencio Batista tuvo un gran rechazo popular en el pueblo holguinero, creándose a finales de 1955 el Movimiento 26 de Julio. Holguín fue protagonista de las Pascuas Sangrientas en 1956. En 1958 un grupo de vecinos de Holguín se une al ejército Rebelde. A partir de octubre de 1958 comienza a operar en las afueras de la ciudad el Cuarto Frente oriental Simón Bolívar.

A partir del triunfo de la revolución y más específicamente en los años 70 del siglo XX, se producen diversos cambios en la ciudad de Holguín, se crean avenidas, aeropuertos y circunvalaciones que modernizaron a esta ciudad, permitiendo un verti9ginoso crecimiento se su población. La salud, la educación y la cultura han tenido un gran avance a partir de 1959.

El movimiento cultural de la ciudad de Holguín se convirtió sin lugar a dudas, en uno de los más fuertes y reconocidos del país. Caracterizándose predominantemente por elementos demostrativos de los ancestros españoles de la mayoría de la población en la Ciudad de Holguín tales como Canto Lírico, el Ballet Español.

Hoy la ciudad posee tres Universidades, una de ellas, la Universidad de Holguín, fruto de la integración de tres anteriores universidades en el 2015 (la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Jose de la Luz y Caballero”, la Universidad de la Cultura Física y el Deporte, y la UHO “Oscar Lucero Moya), han elevado a planos estelares la Educación Superior en la provincia y el país.

Anuncios

Acerca de Holguinero de Futuro

Desde el 24 de abril de 1957, soy Holguinero. Hijo de Carmen y José. Profesor de Nivel Superior de Geografía (Holguín, 1979); Licenciado en Educación, especialidad Geografía (Holguín, 1981); Máster en Didáctica de la Educación Superior (Santiago de Cuba, 1998) y Doctor en Ciencias Pedagógicas (Holguín, 2005). Actualmente me desempeño como Asesor para la gestión de proyectos en la Universidad de Holguín, Cuba. Y si volviera a nacer... de seguro volvería a ser MAESTRO
Esta entrada fue publicada en Educación, Investigación, Política, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s